Sistemas de medición

Para realizar una foto no necesitamos complicarnos la vida, solo tenemos que poner nuestra flamante adquisición en modo A, automático. Pero si estas leyendo esto es que tienes algunas inquietudes fotográficas y buscas algo mas.

Las cámaras actuales disponen de distintos modos de mediciones. Dependiendo de lo avanzada que sea la cámara dispondrá de mas o de menos, pero básicamente en todas son los mismos, aunque puedan cambiar de nombre.

 

Sistemas de mediciones

Aunque pueda parecer un error el usar el plural en mediciones, no lo es. Lo mas habitual es que la medición sea únicamente de Luz, en algunas cámaras también podemos seleccionar como o donde medimos el Auto Foco (AF).

 

Medición de luz

El fotómetro, es el mecanismo encargado de medir la luz. Todas las cámaras actuales llevan incorporado uno. No vamos a entrar en su funcionamiento, pero si que vamos a explicar como la cámara nos presenta esos valores.

La representación la vemos a través de una escala como esta, tenemos el cero en el centro, que corresponde a una exposición correcta. Hacia la derecha nos vamos a valores positivos (sobre exposición) y a la izquierda valores negativos (subexposición). Cada punto se conoce como EV (Exposure Value, valor de exposición) y están fraccionados, lo mas corriente es que sean fracciones de 1/3. Se representan en decimales y con el signo positivo o negativo delante; +0.3EV, +0.6EV, +1EV o -0.6EV.

 

Los modos de medición de luz son básicamente tres, incorporo el símbolo mas usado para cada uno de ellos.

( ) Mutisegmento, es la mas usada por defecto. La cámara hace una medición de luz en varios puntos de la imagen y promedia para obtener un valor que sea lo mas adecuado para el conjunto de la imagen.

O Puntual o central, la medición se realiza únicamente en un área central reducida. No tiene en cuenta el resto de la imagen

(O) Ponderada o con prioridad al centro, es una combinación de las dos anteriores. Hace una medición de conjunto de la imagen, pero prioriza el valor central.

Hasta aquí no habré aportado nada nuevo, esto mismo lo tenéis en el manual de vuestra cámara. Ahora bien ¿Porque tres sistemas distintos? o ¿que sistema he de usar?

Si fotografiamos una pared de un color uniforme y con una luz repartida también de una forma uniforme tanto nos dar uno que otro, pues la iluminación de toda la escena es igual, por lo tanto midamos donde midamos el resultado ser el mismo. El problema empieza cuando ese cuadro perfecto empieza a complicarse. En la imagen aparecen zonas con mas luz que otras, una zonas claras al lado de zonas oscuras. Aquí es donde se pone a prueba los programas de las cámaras y lo malo es que difícilmente consiguen salir airosas, por un motivo muy simple. La cámara no ve la foto, solo ve la luz.

En estas tres fotos tenemos un ejemplo claro de los problemas de medición.

Foto 1 la exposición correcta para las luces. El cielo, la pared iluminada y el suelo iluminado tienen una exposición correcta mientras las zonas sombrías quedan oscuras.

Foto 2 La exposición es correcta para las sombras. Aunque la foto sea pequeña podemos apreciar como hay detalle hasta el fondo, en la zona mas sombría. Pero las luces que antes teníamos bien ahora están totalmente quemadas.

Foto 3 El compromiso. Luces ligeramente sobre expuestas, sin llegar a estar quemadas y sombras un poco subexpuestas pero conservando el detalle.

 

Con esto ¿que quiero decir? pues que no es capaz de distinguir si lo que nos interesa esta en la luz o en la sombra, por lo tanto la decisión que tome no necesariamente coincidirá con nuestros intereses. Así que lo mejor es que le ayudemos un poco.

A continuación vamos a ver unos ejemplos claros de cuando usar un tipo de medición u otro.

Multisegmento ( )

Si tenemos una iluminación uniforme, sin grandes cambios de luces/sombras, la medición multisegmento es la mas adecuada, conseguiremos un buen equilibrio de luces.

Este tipo de medición es muy adecuado por ejemplo en paisajes, ya sean naturales o urbanos, donde lo importante es mostrar el conjunto. Eso si siempre y cuando no aparezcan sombras muy marcadas, en ese caso si las sombras ocupan poco espacio en la imagen saldrán totalmente subexpuestas, es decir oscuras. Por el contrario si las sombras ocupan una zona muy amplia el problema será el opuesto, las zonas con mas iluminación quedaran sobre expuestas, es decir quemadas y sin detalle.

Esta foto representa un ejemplo muy claro de lo anterior. Día soleado, con cielos claros, edificios claros y con una iluminación frontolareral que nos da un buen volumen a la imagen.

Si la agrandamos, pulsa en ella, nos daremos cuenta que existen dos zonas de sombra intensa, pero estas carecen de interés pues no aportan nada a la foto.

Además las sombras ayudan a dar sensación de volumen a las imágenes, por lo tanto son hasta de agradecer.

Con este tipo de medición tenemos que tener especial cuidado en las situaciones de contraluz, es decir cuando la luz este a la espalda del objeto a retratar. En estos casos la imagen que obtendremos será una silueta totalmente negra.

 

Puntual O

Cuando exista una diferencia importante de luz, entre la imagen general y el motivo central de la foto, lo mejor es la medición puntual o central.

En este punto es necesaria una aclaración, cuando me refiero al motivo central de la foto no me refiero al centro de la foto, si no al elemento principal que queremos retratar. Este puede estar descentrado como comentamos en el cuaderno de la composición. Como hacer para trasladar o bloquear esa medición lo veremos mas adelante.

Disponemos de una luz de fondo muy fuerte y unas zonas claras muy marcadas, en cambio el motivo de la foto esta en la zona oscura. Si usasemos la medición multisegmento, nos encontraríamos con el motivo totalmente subexpuesto.

Al usar la medición puntual, cogemos la luz directamente de la zona que nos interesa y despreciamos el resto, aunque tengamos algunas zonas de la estructura sobrexpuestas.

Pulsa para ver en grande

 

Ponderada (o)

Si existiendo una diferencia de luz importante, entre el motivo central y el resto de la imagen, nos interesa que ambos salgan lo mejor posible, entonces tendremos que usar la medición ponderada o con prioridad al centro. Sacrificaremos la exposición algo en el motivo central y mas en el resto, pero siempre será la mejor opción.

Si esta foto tiene una iluminación uniforme, por lo que podríamos usar la medición matricial, tiene un inconveniente importante, las figuras de la fuente son blancas.

El blanco nos refleja mucha mas luz que los demás colores, por lo tanto con una medición matricial corremos el riesgo de sobre exponer la fuente. Si acudimos a la medición puntual, podemos perder el entorno que es también importante. Con la medición ponderada conseguimos un compromiso bueno, ni quemamos los blancos, ni dejamos demasiado oscura la toma.

 

Bloquear mediciones

Anteriormente habíamos comentado la posibilidad de trasladar o bloquear una medición puntual, vamos a comentar el tema.

Supongamos que tenemos toma en la que el motivo principal nos aparece descentrado y con una iluminación claramente diferente al resto de la toma, como podría ser un retrato o la siguiente imagen.

Si aplicamos un sistema de medición puntual, nos encontramos con que el motivo no esta donde estamos midiendo y si usamos el matricial nos podemos encontrar con una exposición incorrecta para la amapola. La solución esta en medir con la flor encuadrada en el centro y luego recomponer el encuadre.

Para fijar esa medición cuando trabajamos en sistemas automáticos o semi automáticos, tenemos dos sistemas, el primero es universal y sirve para todas las cámaras. No es mas que encuadrar con la flor en el centro y pulsar el disparador a la mitad del recorrido para que nos haga la medición, sin soltar el disparador recomponemos el encuadre y disparamos.

El segundo no lo llevan todas las cámaras, es habitual en las cámaras reflex y las compactas de gama alta o "Prosumer", como se las llama actualmente. Es el botón AEL (Auto Exposure Lock) este nos permite mantener la exposición bloqueada en una lectura, para ello empezamos con el mismo procedimiento que antes. Es decir centrar el objeto en el visor, pulsamos el botón de disparo a la mitad del recorrido y a continuación el botón AEL, entonces podemos soltar el disparador, pero no el botón AEL que lo debemos de mantener pulsado, reencuadramos la escena apretamos otra vez el botón de disparo a la mitad para activar el AF, y ya hacemos la toma. Una ver terminada la toma es cuando podemos soltar el botón AEL.

Ahora bien os preguntaréis el porque de los dos sistemas, sobre todo porque usar el segundo cuando el primero es tan sencillo. Pues existe una diferencia importante, cuando apretamos el disparador la primera mitad del recorrido la cámara realiza dos acciones de forma simultanea, medir la luz y activar el AutoFocus o enfoque automático.

Por lo tanto en el primer sistema no solo bloqueamos la medición de la luz si no también bloqueamos el AF, opción adecuada para la toma descrita, pero no para todos los casos. En cambio el segundo sistema nos permite separar las dos funciones por lo tanto medir la luz en un sitio y activar el AF en otro, cosa que puede ser útil en algunas ocasiones.

 

Mediciones de Auto Focus

Si bien el sistema de AF lo tienen todas las cámaras actuales esta opción no, es propia de las reflex y las compactas mas avanzadas. Cuando vamos a realizar una toma nos podemos encontrar con objetos a distintas distancias, si disponemos de mucha profundidad de campo puede no ser un problema pero si esta es pequeña sí, o simplemente nos queremos asegurar un enfoque perfecto en un punto.

Para ello estas cámaras van dotadas de varios sistema de enfoque, son muy parecidos a los de medición de luz. Vamos a empezar por intentar explicar un poco por encima como funciona un AF, ya que es muy breve.

El sistema AF, se basa en el principio de que una imagen desenfocada carece o tiene un menor contraste que una enfocada, por lo tanto lo único que hace es buscar la distancia en la que el contraste entre dos puntos es mayor. Pero no lo hace nunca sobre la totalidad de la imagen, si no que lo hace sobre un área determinada.

Área puntual

Al igual que en la medición de luz, se usa un área central muy reducida, normalmente es el cuadradito que vemos en el centro del visor.

Área amplia

Es un área mayor, normalmente abarca el circulo central del visor.

Selección de área

Esta ya es una función casi reservada a las cámaras reflex, y lo que nos permite es seleccionar un área reducida entre distintos puntos preseleccionados.

Cuando usar cada una de ellas, pues el criterio es básicamente el mismo que con la medición de luz, dependiendo de la toma. Si queremos garantizar un enfoque general bueno usaremos el área amplia, por el contrario si lo que queremos es asegurar un enfoque de un punto muy concreto, usaremos el área puntual.

La selección de área tiene utilidad para motivos descentrados.

Autofocus continuo

Si bien no es un modo de medición, si que es importante el conocer su utilidad.

Los sistemas de AF se activan en el momento que pulsamos el botón de disparo a medio recorrido, realizan una medición instantánea. Es decir ajustan el AF y este permanecerá fijo en ese punto aunque movamos el encuadre.

Cuando estamos disparando fotos a objetos en movimiento o somos nosotros los que estamos en movimiento la distancia al objeto a fotografiar puede variar rápidamente, con lo que seria casi imposible el conseguir un enfoque adecuado.

 

Esta foto esta tomada desde un barco en movimiento a una gaviota que nos sobrevolava, dejándose llevar por el viento. Evidentemente en esa situación no nos queda mas remedio que ir siguiendo el objeto con la cámara para buscar el encuadre y el momento adecuado para la toma, pero este dura unos breves instantes, por lo que no podemos esperar a hacer las mediciones en ese momento. Primero hay que preparar la toma.

Lo que hice fue, usar una medición puntual, para asegurar la iluminación correcta de la gaviota. A continuación en modo de disparo manual fijar los valores correctos. Por ultimo AF en área reducida y modo continuo, para poder seguir la gaviota. Solo queda esperar el momento adecuado.

El sistema de AF continuo lo que hace es ir ajustando el enfoque al objeto a cada instante, de forma que aunque este se aleje o acerque siempre lo tendremos dentro de foco. No conviene abusar de él ya que representa un consumo elevado de batería, además del consiguiente desgaste adicional de los elementos mecánicos del sistema de enfoque.

 

Nota: Cuando usemos la cámara en modo manual, mi consejo es usar siempre el área puntual, ya que nos proporciona mayor libertad creativa, pues al no variar los valores de exposición al apretar el disparador, siempre podemos usar el bloqueo de enfoque en un punto determinado y luego reencuadar la composición.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.